Saltar al contenido

Intervención en el ámbito comunitario

El desarrollo comunitario es el proceso mediante el cual se busca mejorar las condiciones en el ámbito comunitario por medio de la participación ciudadana. En muchas ocasiones, son comunidades que se encuentran en subdesarrollo o con insuficiencia de recursos y en donde la participación social y ciudadana es fundamental a la hora de motivar el trabajo social comunitario.

Con el trabajo social comunitario lo que se persigue es el bienestar de la población, con una intervención directa sobre aquellas situaciones que generan malestar o son fuente de problemas. Si bien la intervención comunitaria está sujeta a una serie de principios, aquellos que le confieren legitimidad y funcionalidad, al tiempo que justifican la actuación de terceros.

Para poder actuar en este sentido, se necesitan una serie de conocimientos relacionados tanto con el marco contextual de la intervención como con el concepto de desarrollo comunitario. No solo es fundamental conocer en profundidad el entorno en el que nos vamos a mover, sino también a la comunidad y el fenómeno de la excluso. Es decir, la casuística del problema para, a partir de ello, empezar con la participación ciudadana.

Existen muchas metodologías para promover la intervención, y es importante conocerlas todas para trabajar en el desarrollo comunitario. No sin antes trabajar en la investigación. Tras ésta, entrará la fase de educación, trabajando para reducir los conflictos, promoviendo entornos de convivencia y superando dificultades.

En este trabajo, es muy importante tener el apoyo tanto del grupo como de los diferentes gobiernos locales, capaces de asentar las bases para la participación de la ciudadanía. Aparte, la intervención tiene mucho que ver con el plano social, y algunas de las medidas comunes son aquellas referentes a éste, como las relativas a la salud, educación, infraestructuras, etc.

Dentro de la formación descubrirás los trabajos en el ámbito comunitarios, participando tanto en la promoción de programas específicos que buscan una convivencia positiva en la comunidad, como aquellos que buscan paliar las dificultades cotidianas como método preventivo a los conflictos.

Las acciones que se pueden poner en marcha son muchas y diversas, algunos son, por ejemplo, a nivel convivencia en comunicación, estableciendo un diálogo que favorezca la resolución de conflictos vecinales, o transformando los problemas, tanto generales como más concretos, con mediación.

Si quieres empezar a hacer efectivo el trabajo social comunitario con esta acción formativa aprenderás todos los conocimientos que te ayudarán a conseguirlo. Con este curso, dirigido sobre todo a trabajadores que pertenezcan al sector de Acción e Intervención Social, adquirirás las habilidades y destrezas del profesional que lleva a cabo la intervención. Si bien también podrán participar en este curso aquellos empleados de otros sectores tales como: servicios de atención a dependientes, reforma juvenil o protección de menores y aquellos del sector del ocio educativo o animación sociocultural.

trabajo social comunitario
Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Compartir en whatsapp
Compartir en email

Pre-inscríbete

Para inscribirte inicia sesion

Nos ponemos en contacto